#Holdyourbreath

p9452074_p_v8_aa

Ya hemos hablado alguna vez por aquí de The Asylum, una productora de cine especializada en hacer mockbusters, esto es, pelis baratas que se estrenan directamente en DVD y que imitan descaradamente a los blockbusters del momento. También son especialistas en filmes sobre tiburones, serpientes y cocodrilos gigantes. Poco a poco se han hecho un hueco en el mercado, y hace unos meses que se han atrevido a estrenar su primera película en cines: #Holdyourbreath

Esta vez no han tratado de imitar a ningún éxito reciente, aunque han cogido el argumento más manido y sobeteado de la historia del cine de terror: el de la pandilla de amigos que se van al campo y son masacrados.

La película comienza con un flashback ambientado a finales de los cincuenta, para que se note que la productora tenía algo más de presupuesto y pudieron gastarse algo de pasta en vestir y peinar al estilo Amy Winehouse a un grupo de personas que asisten a una ejecución en silla eléctrica. El condenado es un peligroso psicópata que da guerra hasta el último minuto, asesinando a uno de los guardias y luego arrancándose su propio ojo antes de cumplir su condena.

Ya en 2012, conocemos a la arquetípica pandilla de adolescentes con las hormonas hirviendo que se van a pasar el fin de semana a un camping. En mitad de su camino pasan por un cementerio. Una de las chicas recuerda una leyenda urbana que dice que hay que contener la respiración (#Holdyourbreath) cuando pasas junto a un camposanto para que las almas de los seres malvados que están allí enterradas no se introduzcan en tu cuerpo.  Lástima que el porrero de turno es incapaz de aguantar con la boca y nariz cerradas y desafortunadamente el fantasma del serial killer ajusticiado en el prólogo del filme se introduce en su cuerpo. Para que nos demos cuenta de ello, la mirada se le pone roja.

Los chicos y chicas hacen un alto en el camino ya que se encuentran un asilo para enfermos mentales abandonado, justo el mismo en el que ajusticiaron al psicópata (¿porqué no lo hicieron en una cárcel?). Lo que allí acontece no es demasiado relevante, sirve para rellenar minutos de metraje y para que por un lado una de las parejas protagonistas fornique, el chaval poseído asesine a un policía y el resto se entretengan gastándose bromas macabras los unos a los otros.

Como podéis imaginar, el alma del asesino irá saltando de cuerpo en cuerpo de los jóvenes excursionistas, hasta que se encuentran con un lugareño que les ayudará a romper la maldición. El final es un poso ida de olla y podría molar un poco si no fuera porque a estas alturas poco nos importa ya lo que pase y sólo queremos que la peli se acabe.

La película es aburridilla, el gore inexistente y los asesinatos no nos son mostrados. Todo es bastante moralista y en ningún momento se echa mano del humor, que ni siquiera aparece de manera involuntaria, lo cual ya es bastante grave.

The Asylum es una productora que se caracteriza por rescatar a actores que tuvieron éxito en el pasado para darles papeles en sus infestas películas. En esta ocasión la estrella es una joven promesa, la bella Katrina Bowden a la que recordaréis por su entrañable personaje en Tucker & Dale vs Evil. No sé yo si desde que ha hecho esta peli se le ha jodido la carrera a la muchacha…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s