Batman y Drácula: Lluvia roja

Batman y Drácula: Lluvia roja fue publicado en 1991. La batmanía desatada en 1989 con la película Batman de Tim Burton  todavía pegaba fuerte y el hombre murciélago estaba protagonizando un montón de proyectos en comic cada vez más “serios” y adecuados a la imagen oscura y siniestra que se había proyectado del héroe. Lejos quedaban las aventuras ochenteras llenas de acción y suspense. Mucho más atrás quedaba la visión colorista y desenfadada de Batman en los sesenta y setenta.

Este tebeo es un extraño puente entre el batman ochentero y el que vendría después. He de decir que leerlo fue una agradable sorpresa porque la historia es realmente original y no se queda en un mero esquema de un par de peleas y batalla final con el rey de los vampiros.

La historia pertenece a la colección de DC Comics ElseWorlds, sellito que permite a los guionistas y dibujantes de los tebeos aparecidos bajo esta marca llevar un poco más al límite a los populares superhéroes DC y situarlos en contextos no habituales o conferirles habilidades distintas. Vamos, que como hacía unos años se habían cargado las Tierras Infinitas, los jerifaltes de la editorial comprendieron que seguirían necesitando una vía para contar historias “imaginarias”.

Esta es la razón porque nos encontramos con un Batman estéticamente muy diferente al que estamos acostumbrados, mucho más retorcido y con una capa que parece no tener fin. Aún conserva su logo del murciélago dentro del óvalo amarillo, pero no me extrañaría que lo eliminasen en una futura reedición como hicieron vilmente con la enésima edición de Batman Killing Joke.

El caso es que esta historia de Batman comienza con varias escenas de asesinatos subiditas de tono, se ve bastante pechamen femenino y al principio no queda claro si el asesino es un chupasangre, y si es un vampiro tampoco sabemos de momento si es Drácula. Pronto entra en escena una banda de vampiros buenos que se aliementan con una sangre sintética (espera… ¿de qué me suena eso?) y se alían con Batman para buscar a Drácula y darle una buena azotaina. No pases el cursor por las siguientes líneas si no quieres SPOILERS.Pas Sin embargo hay algo que inquieta a Batman/Bruce Wayne, y es que él mismo se está conviertiendo en vampiro. Hasta le salen unas alas de murciélago enormes con las que vuela de verdad… Con este panorama llega el enfrentamiento con Drácula, que acaba como todos imaginais. Aunque el verdadero final de este tebeo es más impactante.

Saldrían dos continuaciones más de esta historia. Y me he topado con una película de animación no demasiado antigua donde Batman lucha con Drácula… Habrá que echarle un vistazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s