Frankenstein conquers the world

 

Frankenstein_Conquers_the_World_1965

En 1965 la Toho, productora japonesa especializada en cine fantástico, consiguió el sueño que  había acariciado durante tantos años: hacer su propia película protagonizada por Frankenstein. Y ojo, cuando decimos Frankenstein, en esta ocasión nos referimos al propio monstruo, no a su creador. El resultado es una película algo aburridilla pero que sirve perfectamente como fondo a una merienda de frikis o como visuales de discoteca de hipsters.

En plena segunda guerra mundial, un destacamento japonés se infiltra en el castillo alemán donde unos científicos mudos custodian el corazón de Frankenstein, que guarda el secreto de la inmortalidad. Con el preciado tesoro marchan a su laboratorio en Hiroshima, donde apenas  les da tiempo a experimentar con el corazón robado porque explota la bomba atómica sobre la ciudad.

Quince años después, un niño salvaje es visto por la zona. Al parecer se esconde entre los matojos y los callejones, a conveniencia, y se alimenta de animales a los que él mismo devora.  Una científica japonesa y su casto novio americano entran en contacto del ser y se lo llevan a casa para custodiarlo. El mozo tiene cuerpo de niño de la selva tradicional pero su cabeza tiene el aspecto de la cabeza del monstruo de Frankenstein, más o menos. Aunque no puede comunicarse, pronto desarrolla varias habilidades, como el gusto por la música ye yé o la capacidad de crecer sin control.

La científica y su novio están encantados con su hijo adoptivo, pero los científicos malos sospechan que este muchacho es Frankenstein y quieren diseccionarlo a toda costa. Frankie, que no para de crecer y crecer, se huele la tostada y se escapa al bosque. Y desde este punto es donde empieza lo que sería una película tradicional de montruos japoneses. No en vano el director es Ishiro Honda, director de un puñado de pelis de Godzilla, entre otras.

De las profundidades de la tierra surge un monstruo-dinosauro random que grita mucho y que es una seria amenaza para la población. Menos mal que Frankenstein ha crecido lo suficiente como para plantar cara al asqueroso monstruo y darle su merecido. Esta es la parte más coñazo de la peli. Pero bueno, si has llegado hasta este momento, quédate hasta el final de la proyección para saber si el monstruito sobrevive y se reune de nuevo con sus padres adoptivos.

 

Una respuesta a “Frankenstein conquers the world

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s