El hombre de acero

man_of_steel_henry_cavill-wide

¿Por dónde empezar? Lo diré sin rodeos. El hombre de acero es un puto desastre. Una carísima película llena de buenos efectos especiales que devuelve a la gran pantalla al superhéroe marca blanca, a aquel que dio origen a esta religión que tantos de nosotros practicamos sin temor al politeísmo. Un superhéroe al que todo el mundo conoce y que no se merecía caer en manos de Christopher Nolan, un auténtico cáncer que no está permitiendo que la versión cinematográfica del Universo DC se desarrolle con el esplendor que se merece.

Esta película nos lo ha puesto muy muy fácil a los haters de Nolan, ya que peca, y en exceso, del gran defecto que lastra a las películas del dichoso Caballero Oscuro: todo está tomado muy en serio. Los superhéroes no pueden ser tratados con realismo. Son tipos sin sentido del ridículo disfrazados con pijamas que vuelan, echan rayos por los ojos entre otras supercualidades y salvan al mundo. La única película que ha tratado con seriedad este mundo, y que me ha convencido, es Chronicle. Porque así es como sucederían las cosas si los superhéroes fueran reales. Puedo entender que a Batman le quieran dar un tratamiento más sombrio y “oscuro”, pero estas reglas del juego no se pueden aplicar a Superman (perdón, el Hombre de Acero).

La cosa arranca muy bien, con un Krypton bastante chulo que recuerda al planeta ese que salía en Avatar. Pero en cuanto salen los kryptonianos vestidos de Batman a mi ya se me torció el morro y me temí lo peor. El principio de la historia ya lo conocemos todos. Sin embargo lo que sucede después bebe más de la mitología de tebeos de Superman más recientes como Birthright, en el que se incide bastante más en el origen extraterrestre de Clark Kent y la naturaleza guerrera e invasora de su raza. Pasaré por alto todas las traiciones que hay a la mitología tradicional que hacen que la serie Smallville parezca respetuosa con su fuente. Pero lo que no puedo perdonar son este guión tan absurdo que pretende que creamos que Lois Lane es capaz de tomar los mandos de la situación en el climax final, o que haya un grupo de turistas visitando un museo tan tranquilos mientras la ciudad está siendo devastada.Todo esto bien trufado de diálogos grandilocuentes y frases lapidarias que provocan vergüenza ajena. ¡LLEVÁBAMOS UNA HORA DE METRAJE Y YO QUERÍA ARRANCARME LOS OJOS!

El color y la luz están ausentes durante todo el metraje. El sentido del humor es inexistente, aunque los vergonzosos diálogos y las apariciones de Kevin Costner proporcionan un montón de momentos de humor involuntario que no tienen precio. La película es larga y aburrida. Hay bastantes flashbacks intercalados que a veces se hacen confusos. Lo único bueno de esta película es lo bueno que está Henry Cavill. Si quieres que tus sobrinitos te odien de por vida, llévales a ver esta mierda.

Y ahora me pregunto. ¿De verdad esta gente va a seguir adelante con la peli de la Liga de la Justicia?

13 Respuestas a “El hombre de acero

  1. Lo has clavado Julián, no sólo porque no puedo estar más de acuerdo sino porque es un mal endémico que afecta a la percepción que el nuevo espectador que se asoma a este bodrio tiene de un personaje creado hace ya bastante más de medio siglo…sólo difiero en una cosa contigo…Kriptón es tibien una puta mierda y su diseño deudor de Dune y Avatar sin personalidad y grotesco….el hielo es la única opción porque esa es la naturaleza del cómic original y por algo será

    • claro! en ningún momento digo que la haya dirigido. pero ha metido mucha mano como productor y escribiendo la historia, y se nota

  2. Mira que en otras cosas no estaremos de acuerdo, pero en lo pernicioso que ha sido Nolam para el cine, ahí es que te aplaudiría durante horas sin parar. Que pesao, que aburrido, que cansadísimo me tiene y que ganas de que se tome unas larguíiiisimas vacaciones. Cuando voy al cine a ver superhéroes quiero ver una historia fascinante y no una terapia psicológica a Hamlet, que es lo que siempre da la impresión de ver cuando este tío mete la mano.

  3. A mí,como fan de Superman,me ha decepcionado bastante.La primera parte es muy grandilocuente y lenta y el final,muy atropellado y algo excesivo.Seguiré esperando que alguien se decida a adaptar la versión de Byrne…

  4. Un superhéroe que carece de optimismo, da prioridad a su identidad secreta sobre la vida de su padre adoptivo y no protege a los inocentes no puede ser Superman.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s