La Bella y la Bestia (Dazzler y la Bestia)

20130409-213027.jpg

A mediados de los ochenta los mutantes de Marvel estaban en plena ebullición. Por eso se publicaron numerosas colecciones y series limitadas como la que nos ocupa en esta ocasión. Protagonizada por La Bestia, que fue un miembro de los X-Men originales y Dazzler, una mutante  que surgió a pricipios de los ochenta, La Bella y la Bestia es una emotiva historia que trata de forma muy valiente las relaciones amorosas prohibidas por la sociedad bienpensante y la discriminación de las personas que son diferentes.

20130409-213103.jpg

Dazzler se caracterizó siempre por ser una mutante que prefería utilizar sus superpoderes para el mundo del espectáculo, ya que su verdadera vocación es la de cantante y no superheroína. Por eso en sus aventuras la muchacha siempre busca trabajo en clubs nocturnos y otros sitios de peligrosa catadura donde a veces tiene que relacionarse con gente muy chunga para poder subirse a un escenario, en el que despliega sus propios visuales luminosos, ya que la joven es capaz de desprender lucecitas de colores que salen de su cuerpo al son de la música.

20130409-213220.jpg

En esta aventura Dazzler y la Bestia tienen un encuentro fortuito. La Bestia queda prendado de la belleza de Alison Blaire, que es el verdadero nombre de la muchacha. Trata de convencerla de que debe usar sus poderes para hacer el bien. Juntos se marchan a vivir al Heartbreak Hotel, donde viven varios mutantes que se esconden de una sociedad que no les comprende.

20130409-213237.jpg

Dazzler es contratada para actuar en un teatro de mutantes, ante el recelo de la Bestia. En realidad más que un teatro el lugar es una especie de circo romano donde estos seres se dan de hostias entre ellos. la Bestia trata de defender a su amada de las garras de un hombre caballo, ya tenemios liada la primera pelea.

20130409-213254.jpg

Alison nunca le ha hecho ascos a ningún hombre con tal de conseguir sus propósitos, y no tarda en caer rendida ante los encantos de la Bestia, con quien se enrolla. La verdad es que en este punto este tebeo alcanza cotas de ñoñería inimaginables.

20130409-213322.jpg

La relación entre Dazzler y la Bestia parece bastante idílica, aunque los pobres son increpados cuando van paseando por la playa cogidos de la mano. Está claro que la sociedad no está preparada para contenplar a una paraja tan llamativa que se demuestran su amor en público.

20130409-213407.jpg

El drama no tarda en llegar. Dazzler está demasiado centrada en su carrera como gladiadora, y la Bestia, que sufre de dependencia emocional, no tiene más remedio que aceptar un trabajo en el circo de los mutantes para representar junto a su novia una versión violenta del clásico cuento “La Bella y la Bestia”

20130409-213427.jpg

Los malos, a los que no he nombrado para no espoilear demasiado, no tardan en aparecer y encarcelar a la pareja protagonista, que aunque están encadenados y colgados por los pies, están todavía en pleno frenesí sexual y tratan de echar un polvete en semejante postura.

20130409-213508.jpg

Un tebeo muy entrañable, que si bien destila ingenuidad todavía sigue vigente el tema que trata. Hoy sabemos que la Bestia y Dazzler no siguieron juntos, pero esta serie limitada te hace creer por unos instantes que ¡el amor puede durar toda la vida!

2 Respuestas a “La Bella y la Bestia (Dazzler y la Bestia)

  1. El caso de la Bestia es muy curioso, es uno de los pocos superhéroes a los que se les cambió su status quo inicial (por desgracia a peor) quedándose permanentemente con el aspecto peludo, cada vez que vuelve a recuperar su aspecto humano eso es temporal y los lectores sabemos que volverá a convertirse en una bestia al poco tiempo.

    En Dazzler su status quo también es bastante frustrante, está condenada a que su condición de mutante se interponga en su carrera y jamás se convertirá en una estrella mundial.

    Cuando más lo pienso más horrible me parece vivir en un mundo de superhéroes, en especial el de Marvel. Si eres de los pocos ‘afortunados’ que tienen poderes tu vida se convierte en una sucesión de desgracias, prepárate para perder amigos y familiares a manos de criminales, en esos caso la pregunta no es ‘si’ les pasa algo sino ‘cuando’. Despídete de tu carrera profesional, si no eras rico antes de conseguir los poderes no lo serás nunca y si lo eras llegará un momento en el que arruinarás. Tu vida amorosa será un desastre y si por alguna razón consigues una pareja estable algo ocurrirá para devolverte la soltería, ¿no es así Parker? Cierto, tener poderes es emocionante y usarlos para ayudar a la gente es algo bueno pero pronto aparecen criminales que quieran usar tu poder a su favor y la gente a la que ayudas te va a insultar y despreciar mientras la salvas y te tratarán como un criminal cada vez que alguien te difame sin importar el número de veces que hayas salvado el mundo (esto es especialmente frecuente en el Universo Marvel).

    Si eres un mutante además de todo lo anterior serás odiado por la mayoría de la población y temido el resto, da igual que tengas un poder ridículo e inofensivo como brillar en la oscuridad o tener plumas en las cejas, de manera periódica serás atacado por robots genocidas con el arsenal equivalente de pais pequeño mientras tus vecinos les jalean, te llaman monstruo y te echan la culpa del estropicio causado por el robot.

    Finalmente tienes ‘la suerte’ de ser una persona normal tu vida tampoco va a estar exenta de riesgos, prepárate para vivir en un mundo en el que la actividad criminal mundana es muchísimo mayor que en el nuestro, rara va ser la ocasión en la que visites un banco y no lo estén atracando. Luego están las invasiones periódicas, ya sean por parte de alienígenas, atlantes, hombres topo, Dormamu, los robots de Muerte, la última rabieta de Hulk o todos a la vez. Cierto, están los superhéroes para protegernos pero más te vale rezar de que aquellos que se crucen formen parte del mismo grupo o acabarán peleándose por algún motivo estúpido con los daños materiales que eso conlleva. Hablando de superhéroes, da igual las veces que te hayan salvado ya sea directa o indirectamente, las posibilidades de que te comportes con ellos como un bastardo desagradecido son más altas de que les trates bien. Luego están los supervillanos, raro será el caso en el que permanezcan más que unos pocos meses en prisión, sus abogados o una fuga garantizarán que esten en la calle en tiempo record listos para cometer más crímenes sin importar las personas que hayan matado, ni siquiera la muerte puede detenerles, acabarán volviendo de una manera u otra, en ese mundo los villanos entran al Infierno por puertas giratorias.

    Un mal mundo para vivir ¿verdad? pues eso no es nada, además de los problemas específicos de ese mundo también tienen los problemas que el nuestro: hambre, guerras, desigualdad social, enfermedades, contaminación, discriminación, corrupción… No importa que existan científicos capaces de reducir a una persona a nivel atómico, que puedan contruir máquinas del tiempo o encontrar en unas horas la cura contra esas extraña plaga que nos vuelve verdes y obedientes, el sida y el cancer siguen sin tener cura, seguimos dependiendo de los combustibles fósiles y tu amigo en silla de ruedas sigue sin tener acceso a esa tecnología prostética sólo reservada para villanos y algunos superhéroes.

    Vaya, me he puesto a escribir y no me he dado cuenta de lo que me he enrollado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s