Shark week

686340277946

The Asylum, la productora indie que se ha convertido en el estandarte del cine basura del siglo XXI, nos vuelve a colar otro bodrio protagonizado por tiburones. Es increíble la cantidad de películas diferentes que se pueden rodar partiendo de la premisa básica de los tiburones asesinos.

En esta ocasión tenemos una historia de venganza, lucha por la supervivencia, camaradería, enamoramientos y, de nuevo, más venganza. La cosa comienza al estilo de muchas historietas de superhéroes Marvel, es decir, reuniendo a los personajes principales. Los ocho protagonistas están cada uno en una localización geográfica distinta haciendo sus cosas cada uno cuando de repente son secuestrados por unos misteriosos terroristas que les inyectan un suero para dejarlos dormiditos.

Cuando despiertan se encuentran al borde de una piscina (no demasiado grande) al pie de una lujosa mansión que hay en una enorme isla desierta. Sus anfitirones, Tiburón y Elena, (un peligroso narcotraficante y su bobalicona esposa o novia) les dan la bienvenida y les prometen una semana repleta de acción y aventura. Deberán cruzar la isla sorteando los diferentes obstáculos que los malvados secuestradores han colocado a lo largo de la ínsula, básicamente tiburones. Quienes sobrevivan a la experiencia serán puestos en libertad. Como aperitivo son lanzados a la piscina, que está llena de bebés-tiburón que devoran a uno de los participantes en esta interesante competición.

Así da comienzo la semana del tiburón, en la que cada día esta pandilla de desconocidos se enfrenta a sendos escualos en diferentes cuevas acuáticas que encuentran en su camino. Cada día liquidan a un tiburón, aunque más o menos también pierden a un miembro del equipo en cada batalla. Los concursantes van atando cabos y llegan a la conclusión de que todos están relacionados con la muerte del hijo del narcotraficante. ¡Esta es su venganza!

A pesar de lo chulo que parece todo, la película cumple con los estándares de aburrimiento de una película de The Asylum cualquiera, y hasta los efectos especiales son algo más cutres de lo habitual. Sospecho que tienen un banco de imágenes de tiburones y un surtido (pequeñito) de tiburones animados por CGI que usan para todos sus engendros tiburoniles.

Una especie de mezcla entre Saw y Shark attack, que tiene algunos momentos graciosos pero que tampoco te va a cambiar la vida. Para completistas sobre cine de tiburones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s