Valentine (Un San Valentín de muerte)

valentine-movie-poster-2001-1020211110

En 2001 la segunda oleada de slashers (pelis de terror en las que un psicópata masacra a una pandilla de adolescentes), estaba llegando a su fin. Valentine es uno de los últimos grandes estrenos con el que se culminó la fiebre iniciada por Scream.

Y Valentine es un broche muy digno, quizás la película que  supo reproducir mejor las constantes de los clásicos del género, dotándo a su guión de mucho sentido del humor sin tratar de ser paródico.

La historia comienza 13 años antes, como todo buen slasher que se precie, y en una fecha señalada, en este caso San Valentín. En el gimnasio de un colegio se celebra una fiesta en la que unos inocentes infantes juegan al amor y a la humillación de los más débiles, como debe ser. El feo y rarito y la gordita de clase protagonizan un incidente que acaba con homenaje a Carrie incluido. Todo indica que cuando pasen unos años a alguien se le va a ir la pinza y las chicas implicadas morirán asesinadas.

Efectivamente, pasan trece años y nos encontramos en la morgue de una universidad donde una sexy estudiante se dispone a hacer una autopsia en medio de una noche tormentosa. Lógicamente no está sola en el edificio como ella cree, sino que la acompaña un psicópata con máscara de angelito que la persigue hasta rajarle el cuello.

Las ex -amigas de esta infortunada joven se reúnen en el entierro. Todas consternadas pero a la vez se comportan como unas auténticas bitches. En estos momentos no pude evitar acordarme de la serie de TV Pretty Little liars, que evidentemente bebe bastante de las fuentes del slasher noventero. Lo habéis adivinado: las chicas comienzan a recibir felicitaciones anónimas de San Valentín en las que se las amenaza de muerte.

La próxima  en fallecer será una de las chicas que se pierde dentro de una instalación artística de esas modernas, donde se topa con el asesino que le dispara dos certeras flechas. Pero como al dia siguiente la muchacha se iba de viaje, nadie la echa de menos y los acontecimientos se van acelerando hasta llegar a la consabida fiesta final en la que la masacre se desata por todo lo alto.

La película funciona a todos los niveles: los crímenes son ingeniosos, los diálogos chispeantes y ocurren un montón de situaciones absurdas y disparatadas que te pondrán una sonrisa (la chica que se aclara el pelo en la taza del váter o el poli maduro que le tira los tejos a una de las muchachitas). La identidad del asesino no está nada clara en ningún momento, ya que hay un montón de sospechosos y el guión hace difídil decantarse por uno de ellos. Vamos, que aunque seas muy lince hasta el final no tendrás muy claro quién se ha cepillado a estos jovenzuelos.

2 Respuestas a “Valentine (Un San Valentín de muerte)

  1. Pingback: TOP 13: TERROR TEEN NOVENTERO |·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s