90210, temporada 5

Hace cinco años ya que se estrenó en Usalandia 90210, la continuación-remake de la mítica serie Beverly Hills 90210 (Sensación de vivir). Vi los primeros episodios y más allá del morbo de ver a Brenda y Kelly reunidas de nuevo no encontré nada más interesante, así que  dejé de verla.

Pero el otro día me picó la curiosidad cuando me di cuenta de que acababa de comenzar la quinta temporada de esta “nueva” serie. Y digo yo que si ha aguantado ya cinco años por algo será. Así que me decidí a echar un vistazo al primer capítulo de la nueva tanda. Sin leer nada sobre lo que había sucedido antes. A pelo.

El episodio comienza con un resumen de lo que fue el final de la anterior temporada. Atentos: Una boda que es interrumpida por una chica que está enamorada del novio. Una moza  a la que diagnostican una terrible enfermedad por la cual debe darse prisa en tener hijos ya que es posible que en el futuro no pueda y por eso le pide a su mejor amigo gay que la preñe. Un actor de películas para adolescentes que quiere abandonar su carrera pero que es chantajeado por su manipuladora novia para que no abandone su carrera. Y el resumen acaba con un chaval conduciendo un coche que va en busca de su amor perdido para recuperarlo pero que choca con un camión que se cruza en su camino.

¡Menudo panorama! Lo escalofriante es comprobar cómo se repiten las tramas de los culebrones una y otra vez. Parece que la ironía y la autorreferencia de otras series como Melrose Place (la original), Twin Peaks, Grosse Point  o  Pretty Little liars no ha servido de nada y todavía hay espectadores que necesitan ver seriales de toda la vida. Y llego a esta conclusión sólo viendo el resumen el episodio anterior.

¿Y cómo sigue el asunto? Una accidentada fuga a Las Vegas protagonizada por el novio frustrado y la chica a la que ama, un gay que no sabe si quiere ser padre o no, una ex-novia que echa un polvo por despecho con un desconocido y una llorona que tiene que ir a la morgue a identificar a su hermano (que es el accidentado del que hablé antes). En el discurrir del episodio sí que detecto algo de humor y de ironía, pero sin pasarse.

Tengo problemas para distinguir a algunas de las chicas, algunas se parecen demasiado entre sí. Los chicos se diferencian más. Ninguno de los chavales parece que viva con sus padres. Una de las chicas es cantante, el que es actor también tiene un bar. Pero no se menciona las actividades de los demás. Tampoco aparece ninguna universidad o high school. Se supone que tienen veintitantos.

Se acaba el episodio. Lo tiro a la papelera de reciclaje. Me doy cuenta de que la única serie para adolescentes que merece la pena es Pretty little liars.

2 Respuestas a “90210, temporada 5

  1. Pues he de reconocer que a mí las tramas de 90210 me molan mucho más que las de Gossip Girl (que ya se fue al garete hace mucho). Pero tienes razón, donde estén las pavibobas de las Pequeñas Mentirosas, que se quite todo lo demás. Ayer han vuelto y los episodios de Halloween suelen molar todo.

  2. Pues yo también la tenía abandonada hasta que hace un par de semanas decidí retomarla. Sus giros imposibles de guión son lo más😄

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s