El planeta de los simios (2001)

Maravillosa película que fue injustamente tratada por la crítica y la mayoria del público. Allá por 2001 se le encargó a Tim Burton dirigir una película llamada “El planeta de los simios”. No estoy seguro si a esta peli se la debe considerar un remake del clásico de 1968 o una nueva adaptación de la novela de 1963, con la que guarda abstantes puntos en común que la versión protagonizada Charlton Heston ignora. El reto de Burton era hacer una película de acción y aventuras que además tuviese un finalazo a la altura de aquella mítica escena en la playa con la estatua de la libertad enterrada en la playa.

OJO SPOILERS!!

La historia es bien conocida por todos. Si bien hay las suficientes sorpresas y giros de guión inesperados para que los espectadores dejen algo de espacio para la incertidumbre. Mark Whalberg interpreta a Leo Davidson, el  astronauta que se ha estrellado en un misterioso planeta (que no es la  tierra) y que está habitado por simios inteligentes y humanos primitivos.

La sociedad simiesca está bastante mejor retratada en esta película que en la de 1968. Aquí se ve algo bastante parecido a una ciudad y unos habitantes que se dividen en bastantes razas, más allá de las tres básicas que aparecieron en el clásico del siglo pasado.

Podréis echar de menos a dos personajes: Cornelius y el mítico Doctor Zaius… ¡Pero es que no estaban en la novela original! Sin embargo sí está Zira, que en esta versión es una activista por los derechos de los humanos y que se enamora perdidamente de Leo. Por eso ayuda a Leo y a otros humanos que son utilizados como esclavos por los simios más ricos de la ciudad.

Juntos escapan hasta una zona desértica en la que se hallan los restos de la nave nodriza de la que partió Leo antes de meterse en una corriente temporal y viajar unos cuantos añitos hacia delante. En esta nave había un montón de simios que se usaban para experimentar. Estos animalitos son el origen de la civilización que ahora quiere esclavizar a los humanos.

La peli da para un rato más bien largo de carreras, peleas, explosiones y sorpresas. Hasta que llegamos al esperado y polémico final. A bordo de una nave auxiliar, Leo huye del planeta y se mete en la corriente temporal con la esperanza de regresar a la Tierra y en la época a la que él pertenece. La navecita se estrella en Whasington. Y alli Leo se lleva el sorpresón: la estatua del memorial de Lincoln está allí, pero… ¡Lincoln tiene cara de mono! Y son simios los policías que llegan hasta allí para detenerle. ¿Qué ha pasado?

Este finalazo 100% timburtoniano es el factor que más iras desencadena entre los haters de esta película, que sois bastantes.  Si rastreáis internet encontraréis las teorías más inverosímiles sobre la explicación de ese final. ¿Tan dificil de entender es que el pobre Leo ha quedado atrapado en un mundo paralelo?

Anuncios

3 Respuestas a “El planeta de los simios (2001)

  1. Gran reivindicación de esta película. El problema de los remakes de películas legendarias es que siempre estarán a la sombra de la original y los fans de esa tienen prejuicios antes de verla.

    A favor de esta película mencionaría que los simios son mucho más expresivos, tienen más aspecto de simio y muestran la fuerza y agilidad que les hace creer superiores a los humanos.

    En mi opinión la mejor parte del film es cuando los simios conocen al chimpancé normal.

  2. Pues es de las pocas que me quedan de ver de mi adorado Burton y la tengo en casa en DVD desde hace tiempo. A ver si cae estos días, que no me puedo creer que sea tan mala como dicen. No te leo de momento por los spoilers…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s