Poltergeist III

Aquí siempre somos muy fans de las secuelas. Es maravilloso poder seguir la evolución a través de los años de un concepto más o menos original y comprobar cómo se va deformando y adaptando a las modas imperantes. El caso de Poltergeist III es especialmente interesante, y además está teñido de dolor porque supuso la última película que interpretó la niña prodigio Heather O´Rourke poco antes de fallecer.

La tercera entrega de la saga de fenómenos extraños iniciada en 1982 llegó a los cines en 1988, cuando el terror ochentero estaba en su momento más álgido y la máxima figura del momento era Freddy Krueger. Así que los productores encargaron a Gary Sherman, un técnico de efectos especiales que dirigiese una peli sobre Poltergeist pero al estilo de las pesadillas en Elm Street.

Del reparto original sólo quedan dos personajes: Carol Anne, la niña y Tangina, la bruja. La excusa para que la familia original desaparezca es que los padres de Carol Anne han enviado a su retoña a la gran ciudad para que estudie en un colegio de niños superdotados. Los tíos de la rubita son la nueva familia que la acoge. Tienen una hija adolescenta que sirve para meter en la trama la típica pandilla de jovenzuelos salidorros de turno. Así tenemos de propina un nuevo escenario para que los poltergeist tengan lugar: un lujoso rascacielos que tiene piscina cubierta, supermercado, galería de arte y que está forrado de espejos por todas partes.

Carol Anne está realmente hecha ya una mujercita, aunque con un aspecto bastante grotesco ya que la enfermedad que padecía la pobre Heather O´Rourke ya había empezado a hacer mella en la pequeña actriz. Tenía la cara tan vieja y arrugada que perfectamente podría haber intercambiado su personaje con del de Tangina, que interpretaba Zelda Rubinstein, ya que las dos eran unas enanas con aspecto de vieja.

El caso es que a poco de comenzar la acción, reaparece en el eldificio el reverendo Henry Kane, personaje que no aparecía en la primera entrega de la saga y que en esta película es totalmente un impersonator de Freddy Krueger por su naturaleza onírica/sobrenatural y su modus operandi. La película sin ser nada del otro mundo tiene bastantes cosas chulas, y para cualquier yonki de material audiovisual ochentero es totalmente necesaria. ¡Hala!

Anuncios

2 Respuestas a “Poltergeist III

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s