Conan el Bárbaro

¡Dios mío! Da vértigo pensar en el verano de blockbusters de cinco estrellas que estamos viviendo en 2011. Entre tanta joya tenía que haber algún pedrusco (Green Lantern) y alguna peli de menor brillo pero no tan mala como os quieren hacer creer como es la que nos ocupa, Conan el Bárbaro.

Una historia de venganza en un mundo hostil. Es algo a priori poco o nada original, y el desarrollo de esta historia en concreto es bastante previsible y poco sorprendente. Vamos que no hace falta que os cuente el argumento.Pero merece la pena un visionado, aunque sea ya en la intimidad de nuestros hogares. ¡Es un entretenimiento muy legítimo!

La violencia extrema de esta película es su característica más notable. En más de una ocasión tendrás necesidad de taparte los ojos, sobre todo en el momento en el que Conan se encuentra por primera vez, después de muchos años, con el esbirro de Zym, el malvado señor que acabó con su padre y el resto de sus paisanos, los cimerios. Conan se pasa la mayor parte del metraje dando mamporros y clavando su espada a todos sus enemigos. La sangre brota alegremente en todas las escenas y me pregunto cómo hubiese sido haber visto este filme en 3d. El guerrero, como personaje, es bastante plano, apenas tiene sentido del humor aunque sí tiene tiempo para el amor, en una escena de sexo bastante sosita que finaliza con un leve atisbo del precioso culo de Jason Momoa.

Pero sin lugar a dudas la estrella de la función es una de las malvadas, Marique, la hija de Zym, que está medio calva y viste unas garras estilo Freddy Krueger que incluso en algún momento de la peli utiliza para arañar las paredes, ese gesto tan característico del popular personaje de cine de terror ochentero. Marique es una bruja despiadada a la que incluso le gusta restregarse con su padre con tal de agradarle. Ella debe ayudar a su señor a encontrar una monja cuya sangre es necesaria para poner en funcionamiento una máscara que concede al que la viste el poder absoluto.

Si esperáis una aventura épica de proporciones cósmicas mejor os olvidáis. Pero si os seduce la idea de contemplar a un tio bastante buenorro  con un pecho impresionante empuñando una espada y machacando a sus adversarios, mientras la civilización más cercana está muriendo de peste negra, ésta es vuestra película.

Y aquí os pongo de propina una imagen de Jason Momoa cuando era vigilante de la playa:

Anuncios

4 Respuestas a “Conan el Bárbaro

  1. Viva Rose!!! Me encanta lo de que “incluso le gusta restregarse con su padre con tal de agradarle”.

    Y la “monja” acaba un poco… sueltecita, no? :-p

    Yo la vi muy entretenida (sobre todo recordando el truñaco de los 80, que debería volver a ver que igual lo disfruto en edad adulta).

  2. ¿Momoa fué vigilante de la playa? Otro dato para aumentar el frikómetro.

    Tienes razón, este está siendo un verano impresionante en cuanto a películas para frikis tanto en calidad como en cantidad, ya me imagino a muchos jovenes de esta generación dentro de unos años recordando las películas de esta decada como ahora se hace con las de los 80.

    Me alegra mucho de que no se hayan cortado con la violencia, las espadas están para hacer daño y matar, no para reflejar rayos como hace He-man.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s