Transformers, el lado oscuro de la luna

¡Madre del amor hermoso! Todavía tengo que asimilar que acabo de ver la tercera película de la saga Transformers. Una tercera entrega densa, muy densa, que no concede descanso al espectador  y que confirma a Michael Bay como a uno de los directores con más personalidad y estilo reconocibles, vamos, como si estuviésemos hablando del Haneke o Wong Kar Wai del cine comercial.

Esta película, que dura casi tres horazas, se toma su tiempo en arrancar. La aventura comienza en 1961 con Kennedy, poniendo en marcha la carrera espacial porque al parecer un OVNI ha impactado en la luna. ¡Es una nave de los Transformers lo que se ha estrellado allí! Después de este  prólogo, volvemos corriendo a la actualidad para reencontrarnos con Sam, el héroe de las entregas anteriores, que  esta vez va a vivir la aventura más espectacular que podría imaginar junto a sus amigos los robots gigantes.

La película avanza con un ritmo algo titubeante en algunos momentos, pero es que nos están preparando el camino para lo que son los aproximadamente cuarenta y cinco minutos más excesivos y emocionantes que se han visto jamás proyectados sobre una pantalla de cine. La batalla final de Transformers, el lado oscuro de la luna, te hará sentir que estás literalmente dentro de esta aventura. Al tratarse de una película de Michael Bay, las leyes de la gravedad y de la lógica son desafiadas constantemente, pero todo en beneficio del espectador.

Los personajes son, como es de esperar, planos y estereotipados y el guión está lleno de chistes malos y lugares comunes, pero chicos, aqui hemos venido a ver como unos robots gigantes se dan mamporros, no a descubrir el sentido de la vida. Me gustaría destacar un personaje, el interpretado por Rosie Huntington-Whiteley, que cumple a la perfección con su papel de tía buena que en medio de la batalla final no pierde la compostura, no se despeina ni se ensucia, y además en lugar de esperar pasivamente a que su novio salve el día, es capaz de propiciar el triunfo de los buenos practicando el antiguo arte de malmeter entre sus enemigos. Y todo ello subida en unos tacones de veinticinco centímetros.

Anuncios

5 Respuestas a “Transformers, el lado oscuro de la luna

  1. Me pareció un eXpanto que encima me tragué de dia de cumpleaños. Menuda manera de empezar el día! Yo, como mariculta, defiendo la peli “fracaso” de este señor: La isla, que está muy entretenida, no es de vergüenza y sin embargo pinchó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s