Melrose Place (1/3)

Recién estrenados los noventa, parecía que finalmente había terminado la época de los grandes seriales televisivos, a saber: “Falcon Crest”, “Dallas” y Dinastía”.

Todos estos programas eran historia después de haber dominado las pantallas de medio mundo con holgura.

Aaron Spelling, creador de las series más míticas de todos los tiempos “Charlie`s Angels”, “Dinastía” y un largo etcéctera (si exceptuamos la terrible “Embrujadas”, o mejor dicho, “Engordadas”), comenzó la década con “Beverly Hills 90210” , una serie bastante alejada de los malvados enredos a los que tenía acostumbrada a la audiencia.

Esta serie fue un enorme éxito, y Spelling no tardó en encargar una spin-off o secuela a Darren Star, creador de “Sensación de vivir” y esa otra serie que tanto os gusta llamada “Sexo en Nueva York”.

“Melrose Place” heredaba el mismo aroma inofensivo de “Beverly Hills”, pero con unos personajes un poco más mayores que andaban en el cuarto del siglo y ya enfrentados al mundo de la independencia económica.
Los argumentos de los primeros episodios de esta nueva serie rozaban el ridículo la mayoría de las veces: pequeños problemas domésiticos, ligues intrascendentes y otras tonterías protagonizadas por un octeto de residentes en un bloque de apartamentos pijos construidos alrededor de una piscina.

La cosa era bastante aburrida, aunque hemos de reconocer que en estos episodios ya se pueden rastrear esbozos de la idea que Darren Star desarrollaría en la serie que más éxito le ha dado y que tanto os gusta: “Sexo en Nueva York”. Esto lo afirmo sin temor a equivocarme, podemos ver cómo en esta serie se exploran por abiertamente las vidas de los solteros, los rollos de una noche, los problemas de los recién casados …

La audiencia daba la espalda a la serie, y “ 90210” seguía arrasando. El viejo Aaron, que sabe todos los trucos para hacer funcionar una serie introdujo algunos cambios.
Estos cambios fueron bastante sutiles al principio: alargar las tramas para que durasen más de un episodio, meter personajes secundarios que poco a poco iban ganando protagonismo… hasta que Aaron dio el gope de gracia , contratando a su niña mimada Heather Locklear que durante los seis años siguientes se convertiría en la más que discutible reina de la serie.

Enseguida pudimos ver cómo las personalidades de los protagonistas eran alteradas descaradamente, y estos vecinos pasaban de ser unos corderitos a convertirse en una panda de mentirosos, psicópatas, adúlteros, alcohólicos, estafadores, y un largo etcétera de calificativos negativos.

La cosa marchaba tan bien que “Melrose Place” engendró su propio spin off, “Models, Inc”, que tuvo menos suerte…

“MP” alcanzó su máximo esplendor durante la Sagrada Tercera Temporada, donde los guionistas olvidaron la cordura y fueron libres de contar las historias más disparatadas que jamás se han visto en un serial televisivo. ¿Quién dijo que “Friends” era la serie más divertida de los 90?

Este fue el año que la serie acabó con el edificio a punto de explotar…

La cuarta temporada mantuvo el nivel , podríamos decir que forzó la máquina al máximo, introduciendo casos de triple personalidad, lobotomías y un amplio abanico de putadas que se hacían unos personajes a otros.
La fiebre Melrosiana arrasó USA y parte de Europa.

Para el quinto año algunos de los actores más míticos de MP habían anunciado su deseo de abandonar la serie, debido a que pensaban que la cosa se había desmadrado demasiado. Las alarmas saltaron y por ello decidieron darle un toque más realista a los guiones, suavizando los argumentos y centrándose más en las cosas de las parejas y tal…

Con el reparto original bajo mínimos y Heather Locklear embarazada echó a andar la sexta temporada que trató de nuevo de recuperar el nivel de la tercera y cuarta.

Ya era demasiado tarde. “Melrose Place” acabó indignamente un año después con un final estúpido que no tenía nada que ver con el que los guionistas habían escrito y que no pudo ser rodado por falta de presupuesto para contratar a todos los actores que interpretaban a personajes fallecidos.
La idea original era sumergir la cámara en la piscina del bloque de apartamentos para mostrar que bajo el agua estaba la puerta del infierno donde todos los fallecidos de la serie se daban la gran vida!!!

La serie contó con un montón de estrellas invitadas: la exactriz porno Traci Lords, Denise Richards, Gina Gersaw, Famke Jennsen, Priscilla Presley, John Enos, y un larguísimo etcétera de estrellas telefilmeras de serie B que sería larguísimo de ennumerar aquí… además, ¿Para qué está la IMDB ??

Una vez terminó esta serie Aaron Spelling trató de repetir el éxito con “Titans”, que contaba la historia de una familia ultrapija formada por Victoria Principal, Yasmine Bleeth y Casper Van Dien. La cosa apenas duró 13 episodios.

A “Melrose Place” le debemos mucho. Consiguió poner al día y dignificar el culebrón, y tiene mucho mérito hacerlo justo después de que David Lynch intentara destruirlo con “Twin Peaks”. Y haciéndolo además a través de un tono paródico que jamás ha conseguido igualar ninguna serie.

Melrose Place es irrepetible!!

Anuncios

7 Respuestas a “Melrose Place (1/3)

  1. Jajajaj por fin lo has subido, y he vuelto a leer la cita sobre Friends que te comentaba el otro día!!

    Es cierto que la primera temporada era algo aburrida, pero a mi me gusta más que la quinta, sexta y séptima, la igualo con la cuarta, ea!

    Y es cierto que Heather no era el único pilar de la serie, Mancini, Kimberly y Sydney pusieorn su granito de arena para hacer la serie mítica, sin desmerecer a personajes como Alison, Jo o Jane, ¿qué sería de los malos sin sus pobres corderitos a degollar? jaja

    Ansioso espero la segunda parte, la de los personajes, no?

  2. Me encanta que por fin hables en este blog de Melrose!!

    Qué maravilla de serie! Ya sabes más o menos lo que opino de ella ya que hemos hablado bastantes veces al respecto sólo decir que realmente a pesar de lo rocambolescas que pueden resultar algunas de las tramas para mi siguen estando a la orden del día y de la realidad, sólo hay que poner el telediario y ver la de noticias de sucesos en las que el vecino de turno espeta un “siempre saludaba..”

    Mucho de lo que vemos actualmente en las series que tanto gustan al público se lo debemos directamente a Melrose y es una pena porque la idea generalizada es infravalorarla y ni si quiera tenerla en cuenta. Yo tengo fe y sé que en unos años será revindicada como serie de culto por toda la humanidad!!!

    Sin duda Melrose es irrepetible!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s