Las aventuras de Enrique y Ana

En 1981 Enrique del Pozo sabía lo que era el éxito. Junto a la pequeña Ana Anguita formaba el dúo “Enrique y Ana”, uno de los más populares de la explosión que hubo en 1980 de grupos musicales estrictamente destinados a un público infantil.

Y , lógicamente, como bien dictan las Leyes del Pop, tenían que hacer una película.

En España hemos disfrutado de una larga lista de películas protagonizadas por los más diversos artistas: Joselito, El Dúo Dinámico, Rocío Dúrcal, Raphael, Karina, Parchís, Regaliz,.. Hasta Marta Sánchez!!!

Pero si tuvieramos que elegir solamente un título y elevarlo a la categoría de Obra Maestra del Cine protagonizado por Estrellas del Pop Prefabricadas en España, tendríamos que quedarnos con la peli de Enrique y Ana (EyA en adelante) .

La Aventuras de Enrique y Ana ” fue un proyecto muy ambicioso para la época. El público ya no se conformaba con las historias melodramáticas de Marisol. Era la época de “Star Wars”, “Tiburón”, “Superman”, y todos aquellos títulos que estaban cambiando la forma de hacer cine en Hollywood.

IMPORTANTE: Como seguramente nunca te vas a molestar en conseguir esta peli aqui te la cuento casi al completo. Aunque quizás al ver las imágenes que he puesto te entren muchas ganas, en ese caso NO SIGAS LEYENDO!!


Por eso esta película intentó poner en práctica todos los recursos de los grandes éxitos que venían de Norte América, aunque con un presupuesto bastante más ajustado, todo hay que decirlo.

Contemplando el cartel de la película ya nos podemos hacer una idea de lo que nos querían vender: El título de la película está diseñado con unas letras tridimensionales llenas de todo tipo de efectos, aplicados antes de que se popularizase el Photoshop.

Bajo este espectacular título aparecen los extravagantes protagonistas de la peli. El que llama más la atención es el recientemente fallecido Agustín González, disfrazado de extraterrestre o algo parecido. Junto a él están tres actores clásicos de la cinematografía española de los 70 y 80: Amparo Soler Leal, José Linfante y Luis Escobar. Y sentados delante de ellos están Enrique y Ana, vestidos con una especie de monos a medio camino entre uniforme de extraterrestre/astronauta o de artista de circo.

Este es el principal gancho de la película, un cartel que promete mucho. Todo un acierto de los responsables de promocionar el filme.

Vayamos al meollo del asunto: qué es lo que pasa en esta película.

Enrique es el profesor de gimnasia de un selecto colegio privado. Va siempre con un chandal adidas blanco y un pito al cuello.

Una de las alumnas es su hermana Ana.

Pero no debe ser un colegio con muchos medios pues vemos que en las clases se mezclan niños de distintas edades y tamaños.

Enrique es constantemente reprendido por la dirección del colegio porque obliga a sus alumnos a representar complicados números musicales en lugar de hacer las tradicionales tablas de gimnasia.
Pero es que Enrique lleva la música y el baile en la sangre, y no puede evitarlo.

Ana es una niña marisabidilla y repelente y estomagante a la vez. Es la lider de los demás niños, que le hacen la pelota siempre y la obedecen en todo lo que les manda.

En el fondo Enrique y Ana son unos malcriados, odian las responsabilidades y están convencidos de que van a triunfar en el mundo de la música.

La dirección termina expulsando a Enrique del Colegio, y Ana se escapa con él. Viajan hasta el castillo-Palacio de su abuelo,( Luis Escobar).

Por el camino se topan con unos extraños niños de edad indeterminada que tienen una banda de pop, Los Coconuts. Viajan en una furgoneta Hippie y van vestidos de manera extravagante (uno de ellos lleva un traje de Primera Comunión customizado).

El lider de Los Coconuts (Achero Mañas) y Enrique llegan a un acuerdo. Juntos van a participar en el Festival de Canción Infantil de la Radio ZZ .

Los Coconuts son invitados a vivir con Enrique y Ana en el castillo del Abuelo.

El Abuelo es un científico que debe ser millonario. Tiene un impresionante laboratorio lleno de complicados paneles de control, con lucecitas intermitentes que se encienden aleatoriamente, sonidos como de ordenadores procesando datos, y un sinfín de operarios-esbirros vestidos de blanco y con gafas de sol que parecen todo el rato muy ocupados en no se sabe qué, pues utilizan unos términos científicos tan complicados que los que somos de letras no nos enteramos de nada.

Y hasta tienen un ordenador central simpatico de esos que hacen chistes todo el rato, como el K.I.T.T. ese!!

En este punto tengo que hacer un inciso: ¡Qué desagradable es la voz de Ana! Una voz de pito insoportable, que unido a la mala interpretación de la ya fracasada niña, me obligaron a bajar el volumen del televisor. Y nótese que es dificil para cualquier actor parecer sobreactuado en una película en la que sale Agustín González.. Pues Ana Anguita lo consigue!!

En lo alto del Castillo hay unos espías, uno es Guillermo Montesinos, no recuerdo al otro. El caso es que el super-ordenador central del Abuelo los detecta y los expulsa.

Los malvados y torpes espías vuelven a la base del Barón Von NeKruch. El Barón es un extraño ser de piel verde. Viste un ridículo traje que parece más de la Reina del Carnaval de Tenerife que de un siniestro villano. Y luce una asquerosa y verde calva fabricada por el mismo maquillador que muchos años después dejó calva a Mónica Naranjo en aquella espectacular perfomance en la que se quitaba la peluca bicolor.

El Barón pretende descubrir a toda costa el secreto del Abuelo. ¿En qué proyecto científico está trabajando?

Mientras tanto, EyA y Los Coconuts ensayan en el gallinero la canción de la “Gallina coco guagua” o como se escriba.

El Abuelo decide contratar a la Señorita Castañeta, (Amparo Soler Leal), que será la profesora particular de los chicos. Desconocemos el sentido de este personaje, supongo que había que poner algún personaje femenino más en este disparate.

Luego llega el Tío Stanley ( José Lifante), que ha robado al Barón una piedra mística , La Piedra Mandarina, que puede convertir las cosas en oro, o puede hacerlas invisibles o destruirlas completamente, al gusto del usuario.

Llega la noche del Festival de la canción. Los primeros en actuar son Los Punkitos, grupo fantasma creado para la película que bien podría haber merecido una oportunidad en el mercado real. Su tema “Caca, culo, pedo, pis”, es, de lejos, el más recordado de la película, y el look de los tres integrantes del grupo también es lo más sobresaliente de esta producción.

EyA y Los Coconuts cantan aquello del “Superdiscochino”, y a demás de cantar y bailar pueden manejar el dichoso superdiscochino con una destreza asombrosa. Claro, que se ve a la legua que los platos están pegados a los palillos y ni giran ni nada.

Sea como fuere nuestros admirados artistas ganan el concurso por abrumadora mayoría y a la salida les ofrecen un contrato discográfico. Eran otros tiempos… Los sueños eran más fáciles de conseguir.

El mismo día siguiente los chicos ya están grabando su primer L.P.. y el acontecimiento es retransmitido por la radio en directo . El presentador es el mismísimo Joaquín Luqui que hace un cameo as himself. Encima lo graban bien a la primera y todo (el tema es “Amigo Félix”)

Los acontecimientos se precipitan. EyA dan una rueda de prensa en la que unos malvados periodistas les hacen preguntas capciosas todo el rato. Al salir de la entrevista unos jeques árabes les contratan para que den un concierto privado.

Paralelamente la Señorita Enriqueta es secuestrada por los secuaces del Barón, y la encierran en un calabozo.

Los Jeques Árabes que han contratado a EyA son también sicarios del Barón Von NeKruch y las pobres estrellas en ciernes dan con sus huesos en el calabozo…

El Barón hace un sucio chantaje al Abuelo: O le devuelven la Piedra Mandarina o liquida a todos los personajes que tiene en su poder.

Menos mal que el Abuelo tiene un As en la manga. Rápidamente su brillante equipo de científicos se pone manos a la obra y culminan el experimento en el que han trabajado durante años: Una especie de nevera gigante se abre y de ella sale un maromo EN ROPA INTERIOR y con toda la piel pintada de color dorado. Cáspita, este exacto momento me ha traído a la memoria cierto clásico del cine trash…

El Abuelo contempla con ojos libidinosos a su Creación. Y entonces todo encaja. Esta película no es más que un remake no autorizado de “The Rocky Horror Picture Show” El castillo, las canciones, los personajes vestidos extravagantemente… Solo faltaba que Loquillo irrumpiera en el castillo a lomos de una Harley Davidson a lo Meat Loaf!!

El ejército del Abuelo se persona en la base de Von NeKruch. El atractivo adonis dorado extiende sus brazos y de ellos salen unos rayos cósmicos a algo de eso que incendian la entrada. Una manera inteligente de acceder a la guarida del Barón.

Una vez dentro hay una escena de lucha de unos cinco minutos que se supone que está rodada para que los chavales se rían a mandíbula batiente. El despiadado Barón aprovecha la confusión para escapar en una nave espacial, no sin antes jurar venganza.

La película acaba con otra actuación de Enrique y Ana, (siempre con los Coconuts de fondo, pero muy de fondo) en la Joy Eslava, con decenas de espectadores totalmente entregados a sus nuevos ídolos.

La película fue un taquillazo en aquel lejano 1981.

Todavía estamos esperando la segunda parte!!!

Anuncios

8 Respuestas a “Las aventuras de Enrique y Ana

  1. Fui a verla a la semana del estreno y me pareció tal peliculón ke me tiré hablando de ella y con la BSO días enteros..¡¡hasta los efectos especiales me parecían increíbles!! Hace cosa de dos años la volví a ver y me pareció tan infame ke casi lloro…De la risa…Es tal disparate ke daría lo ke fuera por probar lo ke tomaron el dire y el guionista para hacerla.
    Lo ke no sé es si he evolucionao a peor o a mejor…
    Ah! Los Coconuts ya de pekeño me parecieron superepelentes.

  2. Ah! Ke la compares con The Rocky Horror hace ke me den ganas de revisitarla con ese nuevo punto de vista, ke seguro puede ser la risión.

  3. Menos mal que has dicho que el actor intérprete del extraterrestre era Agustín González (maravilloso él), que por un momento he pensado que era su Majestad Juan Carlos -no me preguntes por qué- y me ha recorrido un escalofrío…

  4. aqui en Mexico, no solo fue bien vista, sino que bajo mi aguda perspectiva me ha hecho pensar que toda cultura asu tiempo ha hecho aportaciones a este genero de cine que va un poco desde lo “kitch” hasta un hibrido que no puede definirse. Pero no creas, todo en este universo tiene su razón, y asi como aqui´las pelis del Santo Enmascarado de Plata ocupan un lugar preponderante en nuestra historia cinematografica, amén de una que otra cosa, pienso que el cine de Bolywood,(el de la india) o el de clase “B” concebido con ocultas intenciones magistralmente definidas por una sutileza y profundidad insospechadas, son la base de la que se nutren corrientes artisticas mas reconocidas pero a su vez menos originales, que han dado lugar a Robert Rodriguez, Guillermo DEl Toro, y hasta el mismo Tarantino. Pa pronto, no existiera el estilo de hacer cine como “Las aventuras de Enrique y Ana”, talvez los susodichos mencionados tampoco estarían.

  5. Un día me encontré a Enrique del Pozo y le tuve que preguntar si era a propósito o no lo de Rocky Horror. Al pobre hombre se le iluminaron los ojos y dijo que sí, y que por fin alguien le encontraba valor artístico a la peli. En fin…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s