Mazinger Z

Mazinger Z fue el primer concepto freakie que llegó a la España de la transición.

La fiebre que esta serie de dibujos amimados nipona desató en nuestro país no conocía precedentes, y desde entonces ha habido pocos fenómenos televisivos que hayan puesto de acuerdo a tantos chavales. ¿Quizás V?
Como todas las series de dibujos animados japoneses, MZ es la adaptación de un manga, es decir, de un tebeo publicado previamente. El autor era Go Nagai. Esta serie duró trece capítulos, algo más de mil páginas, que aparecieron entre 1972 y 1973 en la revista Shonen Jump. No es uno de los mangas más valorados de la historia. Sin embargo, su adaptación al anime, sensiblemente más larga (79 episodios) se convirtió por el contrario en todo un fenómeno de la cultura pop de los 70.

La historia comienza así: Koji Kabuto es un joven de frondosas patillas al más puro estilo setentero que vive con su hermano pequeño Shiro y su abuelo Juzo Kabuto. Una mañana está tan tranquilo en el colegio cuando se produce un gran terremoto. Instintivamente coge su motocicleta y decide ir a su casa para ver si su familia está bien. Cuál será su sorpresa cuando al llegar se encuentra que en su jardín hay un enorme agujero, dentro del cual se mete de cabeza sin pensarlo.

Allí abajo le espera su abuelo moribundo, dispuesto a revelarle su enorme secreto: un robot humanoide de gigantescas proporciones que está fabricado con la indestructible aleación Z. El robot posee un poder devastador que sería muy peligroso si cayese en malas manos, y por eso el abuelo acto seguido confía la custodia del robot al inexperto Koji que, obviamente no tiene ni idea de cómo conducirlo.
No obstante el chaval es muy echado p’ alante y se pone a los mandos del ingenio mecánico. Pero como todavía no le ha pillado el tranquillo se dedica a dar tumbos por la ciudad destrozando todos los edificios que se le cruzan en su camino, aplastando personas, acabando con las redes eléctricas, cortando las líneas de transporte público… Un desastre, vamos…

Cerca de allí se encuentra el laboratorio de investigaciones fotónicas donde trabaja el profesor Yumi. Es tan irresponsable que tiene a su tierna hija adolescente Sayaka como piloto de Afrodita-A, un robot gigante de aspecto femenino que no es indestructible y aún está en rodaje. En vista del caos que MZ está montando en la ciudad, Yumi envía a Sayaka a bordo de su robot para que detengan este caos…

Tras una peleílla sin importancia Sayaka y Koji se hacen amigos, e immediatamente después luchan con dos robots gigantes que pasaban por allí: un dragón de dos cabezas y una especie de representación mecánica de la muerte con guadaña y todo. Mazinger consigue derrotar a los brutos mecánicos, mientras Afrodita no para de estorbar al tiempo que lanza sus míticas tetas-misil (“¡Pechos fuera!”)

En algún punto del mar adriático, se encuentra la base del Doctor Infierno, que es el malvado villano de blanca barba que ha enviado los robots con los que han luchado nuestros héroes. Esta base está repleta de brutos mecánicos, una colección de robots que el Doctor Infierno administra con la ayuda de su misterioso ayudante el Barón Ashler.

Y es quizás el Barón Ashler el personaje más inquietante de toda la serie. Un auténtico misterio de la naturaleza, viste una amplia bata que no deja ver de su anatomía nada más que su cara, mitad masculina, mitad femenina. Y su voz es doble, de hombre y mujer a la vez. No es un travesti, ni un transexual… ¡¡¡Alguien mucho más avanzado que Buck Angel!!!

Este es el punto de partida de una serie que desde entonces se vuelve monótona: en todos los episodios el Doctor Infierno manda un robot a la ciudad y la destruye (obviamente en seguida es reconstruida para ser devastada la semana que viene de nuevo), Mazinger Z se enfrenta al bruto mecánico ayudado por Afrodita (si no tiene que rescatarla); después de repartirse mamporros mutuamente Koji emplea los rayos fotoatómicos y asunto solucionado.

A mitad de la serie se produjo un punto de inflexión: Mazinger aprendió a volar con unas alas que le construyó el profesor Yumi. Lo realmente alucinante fue la manera en la que aprendió a utilizar su nuevo poder. Le instalaron a Afrodita A unos nuevos pechos enormes para que Mazinger pudiese agarrarlos bien y ayudarse con el impulso.

A ver, que esto tiene explicación. La escena es la siguiente: el robot masculino se pone las alas y comienza a correr por una explanada. El robot femenino que está detrás, lanza sus enormes pechos para que el robot masculino los alcance al vuelo con sendas manos y así tome impulso para volar. ¿Fácil, verdad?

Para dar un poco de color y que parezca que la trama avanza un poquito, esta serie contaba con un buen número de personajes secundarios, como los compañeros del colegio de Koji. Y además hay una historia de amor entre Koji y Sayaka, llevada en secreto para que el profesor Yumi no se altere. Pero vamos, que esta serie tampoco era demasiado complicada…

Esta serie tuvo algunas secuelas e imitaciones, como “Great Mazinger” y “Goldorak”… aunque al verdadero Mazinger lo podemos encontrar hoy en… Tarragona!

Sí, queridos lectores, esta replica del robot de las estrellas se puede encontrar en Tarragona, por Carretera Pla de Santa Maria (Pasando por Valls) hacia el Pont D´Armentera, en una urbanizacion llamada Mas d´en Plata. Mide 10 metros y antaño estaba hueco y los niños se podían subir dentro, pero ahora está tapado…

Hoy en día esta historia nos puede parecer absurda y simplona, y la animación bastante limitadita en comparación con las virguerías que podemos ver hoy, pero que levante la mano todo aquel mayor de 30 años que no haya corrido por el patio de su colegio gritando “¡Puños fuera!”.

Esta imagen es el premio a los que han leído este artículo hasta el final…

Anuncios

14 Respuestas a “Mazinger Z

  1. Hay que notar que entonces había un par de canales de televisión, asi que cualquier animación de la época se convierte en un clásico, ´¿que pasa? es raro que no insertar un capitulo de la serie, ya esta en youtube

  2. Solo señalar que el anime no consistía en 79 episodios sino 92!!! No hace mucho que me he hecho con la reedición del Manga, y me lo he pasado pipa. ¡Que gran entrada! Todavía tengo primer album de cromos, el segundo (post capadacidad de volar), lo perdí. También me quedan alguno de los libro-comics que sacaron!!!! Ains aquellos maravillosos años!!!!

  3. Al loro, que Ashler se ducha con la capucha puesta. WTF??

    Yo super fan. La pude ver completa cuando la emitio Telecinco por las mañanas con doblaje cubano o algo así, con Sofía Mazagatos dando paso a la serie. El final es traumático.

  4. Siento si esto no va con el tema, pero a lo mejor te interesa esto (que también es todo un clásico y si encima viene indirectamente de Leiji Matsumoto pues …):

    Si quieres borras el mensaje al no pertenecer con el tema. Espero que al menos la pueda ver en algún Festival de Sitges.
    Saludos!!.

  5. q MZ aparezca en pantalla en este verano, hay quienes no sabemos quien fue pero q en lo particular nos gustaria ver su secuela

  6. hola ami hijo de 4 años se lo puse y aora es su heroe favorito,pero me urge conseguirle un muñeco,aver si alguien me puede ayudar gracias

  7. me encanta vi toda la serie cuando era chica y me la compre para verla de vuelta no se pierdan de ver la serie es fabulosa

  8. Pingback: Top 13 Robots |·

  9. Pingback: Top 13 Robots·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s